Impulsa California construcción de nueva vivienda

El Gobernador de California, Gavin Newsom, firmó este jueves una legislación bipartidista para expandir la producción de viviendas en California, agilizar los permisos de vivienda y aumentar la densidad para crear vecindarios más inclusivos y vibrantes en todo el estado.

El conjunto de proyectos de ley también ayudará a abordar los problemas interrelacionados del cambio climático y la asequibilidad de la vivienda al promover viviendas más densas más cerca de los principales centros de empleo, un elemento crítico para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero de California, aseguró el gobierno estatal.

El gobernador también destacó el trabajo continuo del estado para estimular una mayor producción de viviendas, abordar las barreras a la construcción y hacer que los gobiernos locales rindan cuentas.

“La crisis de asequibilidad de la vivienda está socavando el Sueño de California para las familias de todo el estado y amenaza nuestro crecimiento y prosperidad a largo plazo”, aseguró el gobernador Newsom.

Funcionarios estatales anunciaron el nuevo Acelerador de Vivienda de California, un componente de 1,750 millones de dólares del Plan de Recuperación de California del Gobernador Newsom para acelerar la construcción de aproximadamente 6,500 unidades multifamiliares asequibles listas para usar en proyectos paralizados debido a restricciones en el suministro de bonos exentos de impuestos. y créditos fiscales para viviendas de bajos ingresos.

El Plan de Recuperación de California incluye 22 mil millones de dólares en vivienda y personas sin hogar, lo que llevará a la construcción de más de 84,000 nuevas viviendas asequibles para los californianos, incluidas más de 44,000 nuevas unidades de vivienda y camas de tratamiento para personas que salen de la falta de vivienda.

Este Plan marca la inversión más significativa en vivienda en la historia de California con 10 mil 300 millones de dólares propuestos para vivienda y más de 12 mil millones para personas sin vivienda.

Una de las leyes promulgadas fue la SB 9 de la Vicepresidente del Senado del Estado de California, Toni Atkins, conocida como la Ley de Oportunidad de Vivienda y Más Eficiencia de California (HOME).

La Ley HOME facilita el proceso para que los propietarios construyan un dúplex o dividan su lote residencial actual, expandiendo las opciones de vivienda para personas de todos los ingresos que crearán más oportunidades para que los propietarios agreguen unidades en sus propiedades existentes.

El proyecto de ley incluye disposiciones para prevenir el desplazamiento de inquilinos existentes y proteger distritos históricos, áreas propensas a incendios y la calidad ambiental.

Según Atkins, el proyecto de ley abrirá oportunidades para que los propietarios ayuden a aliviar la escasez de viviendas en nuestro estado, al mismo tiempo que protege a los inquilinos del desplazamiento, al tiempo de ayudar a las comunidades a dar la bienvenida a nuevas familias al vecindario y permitirá que más personas pongan un pie en el camino para comprar su primera casa.

La ley SB 10 del Senador Scott Wiener (D-San Francisco) crea un proceso voluntario para que los gobiernos locales accedan a un proceso de zonificación simplificado para nuevas viviendas de unidades múltiples cerca del tránsito o en áreas urbanas de relleno, con hasta 10 unidades por parcela.

La legislación simplifica los requisitos ambientales para la zonificación, brindando a los líderes locales otra herramienta para aumentar voluntariamente la densidad y brindar oportunidades de alquiler asequibles a más californianos.

“La grave escasez de viviendas en California está dañando gravemente nuestro estado y necesitamos muchos enfoques para abordarla”, dijo el Senador Wiener.

Por otra parte, el gobernador también firmó la SB 8 de la senadora Nancy Skinner, una Demócrata de Berkeley, que amplía las disposiciones de la Ley de Crisis de Vivienda de 2019 a 2030.

“California necesita más viviendas y las necesitamos ahora”, dijo el Senador Skinner.

El gran problema del estado es el alto costo de la vivienda, que en regiones pobres como el Valle Imperial supera los 280 mil dólares, gracias a la escasez de opciones.

El alcalde de San Francisco, London Breed, expuso que la crisis de la vivienda está en el centro de los mayores desafíos del estado, ya que los residentes más vulnerables sufren la peor parte de los altos costos y una grave escasez de inventario de viviendas.

Para el alcalde de San Diego, Todd Gloria, los proyectos de ley firmados aumentarán las opciones de vivienda para los californianos de clase media y trabajadora al tiempo que reducirán la tasa de aumentos de los alquileres a medida que aumente la oferta.

El gobernador Newsom también firmó la ley AB 1174, del asambleísta Tim Grayson, un Demócrata de Concord, una medida de urgencia que realiza cambios al proceso de aprobación ministerial simplificado existente para el desarrollo de viviendas en jurisdicciones que aún no han avanzado lo suficiente hacia la asignación de sus viviendas regionales.

“La mayoría de los californianos no pueden pagar una vivienda unifamiliar típica y el número de viviendas desesperadamente limitado de nuestro estado tiene mucho que ver con eso”, dijo el presidente y director ejecutivo de la Asociación de la Industria de la Construcción de California, Dan Dunmoyer.

“Este conjunto de proyectos de ley aliviará algunos de los obstáculos para la construcción de viviendas y ayudará a combatir el costo de la vivienda que ya es récord en nuestro estado”, expresó.

Esta semana, el Procurador General salió avante en la defensa de la validez de la Ley de Responsabilidad de Vivienda de California (la “ley anti-NIMBY”) de la impugnación en el Fondo de Educación y Defensa Legal para Inquilinos de California contra la Ciudad de San Mateo.

El año pasado, el Gobernador pidió al Fiscal General que interviniera en el caso para defender esta herramienta fundamental para responsabilizar a los gobiernos locales por hacer su parte para aumentar la oferta de vivienda.

La decisión de la corte de apelaciones resultante restringe la capacidad de los gobiernos locales para bloquear nuevas viviendas que se supone que están permitidas según sus propias reglas existentes y plan general.