InicioOpiniónEl Radiador: Premio Toscano a la excelencia

El Radiador: Premio Toscano a la excelencia

El Radiador: Premio Toscano a la excelencia es la columna de opinión de Cristian Torres que se publica en diversos medios de comunicación

El premio Toscano es solo la escusa de la columna, hoy hablaremos de los 600 escoltas que protegen a nuestra clase política.

¿Cómo resolver el problema de inseguridad?

Quitando escoltas.

(Colocar música de fondo para ambientarnos)

Según datos ofrecidos a los diputados, la Secretaría de Seguridad Ciudadana tiene a la mitad de sus elementos activos cuidando funcionarios o empresarios, algo así como 315 elementos.

Sin embargo, los ayuntamientos –sin contar a Ensenada- tienen otros 300 elementos cuidando a funcionarios y empresarios.

Esto quiere decir que al menos 600 agentes de las distintas corporaciones se encuentran cuidando a funcionarios de los distintos niveles, lo que convierte en un despilfarro que supera los 300 millones de pesos anuales, así es el problema.

Imaginen 600 policías más rondando las calles de Mexicali, Tijuana ya no dijéramos de Ensenada, Rosarito o Tecate quienes con ese número podrían enfrentar a la delincuencia local.

Como contexto, la policía de Mexicali cuenta con alrededor de 1900 agentes, imaginen reforzar con una tercera parte de agentes sus calles, así le bajamos la intendencia delictiva a la ciudad, incluso llegaría una patrulla cuando le marcamos al 911.

Despilfarro

La mitad de los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se encuentra comisionados como escoltas a funcionarios y servidores públicos.

Esto quiere decir que al menos 250 elementos se encuentran asignados a funcionarios públicos y otros 60 a empresarios según salió a relucir en la última comparecencia de la Secretaría de Hacienda en el Congreso del Estado.

Nadie niega que la gobernadora, Marina del Pilar Ávila Olmeda y el fiscal Iván Carpio Sánchez debieran tener escolta, incluso solo por las amenazas en su contra por el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Sin embargo, me gustaría saber qué hace un secretario de Cultura, de Educación o Salud con escoltas.

Resulta todo un exceso ya que cada agente cuesta 45 mil pesos mensuales, además de que por sus funciones, no se justifica.

Mientras que la ciudadanía tiene que luchar todos los días por sobrevivir en una Baja California en donde mensualmente “solo” se denuncian alrededor de 9 mil delitos, estos funcionarios tienes varios escoltas a su cargo, ya no hablemos de equipos blindados.

Estamos hablando que del prepuesto estatal pagamos cerca de 135 millones de pesos anuales para pagar la vigilancia innecesaria –o tan necesaria como a cualquier ciudadano- para que los señores que nos gobiernan se sientan seguros y confiados.

Abusos

Hablamos de que la gran mayoría del gabinete de Marina del Pilar Ávila Olmeda cuenta con escoltas, sin embargo, el manto protector no solo llega hasta ahí.

Incluso la madre de la gobernadora cuenta con su escolta, durante horas, se mantienen esperando a que la docente termine de dar clases en la UABC.

También su tía, Mavis Olmeda García quien es la cara amable del gobierno mantiene una lejanía con la ciudadanía.

Antes se entendía que la presidenta del DIF tuviera escolta porque se trataba de la esposa del gobernador en turno, ahora ya no tiene sentido cuidar a una tía.

Otro que cuenta con escolta es el mismo Rector Daniel Valdez Delgadillo e incluso la directora de una Facultad en Mexicali, muy cercana al rector por cierto.

Ya si uno quiere hacer coraje le seguimos, se supone que los diputados locales son el gobierno más cercano a la gente, pero estos (por lo menos algunos de Morena) le tienen miedo, por lo que tienen el subsidio estatal para tener a sus escoltas.

No disimulan, incluso ingresan al recinto legislativo armados sin importarles la envestidura que representa el Congreso del Estado.

La exageración ha llegado al punto de que algunos periodistas -que no se caracterizan por su línea dura- han solicitado la protección de escoltas, entre los nombres se manejó alguien de nombre Colila.

De manera oficial, la Secretaría de Seguridad Ciudadana reconoció que en el mes de junio  se asignaron 239 elementos para el resguardo de personas, lugares o cosas.

También informó que en mayo se asignaron 66 elementos para la protección de empresarios y/o personajes públicos, la cifra dicen que aumentó a los 315 en total.

Municipios protectores

Vamos a hacer más coraje, según la respuesta entregada por transparencia del Ayuntamiento de Tijuana, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la ciudad despliega 109 agentes municipales para la protección de funcionarios ¿queeeeeé?

Según entiendo, Tijuana tiene apenas poco más agentes municipales que Mexicali, por lo que utilizar a 109 elementos para cuidar a sus funcionarios parece un exceso.

Para colmo, el Ayuntamiento de Tijuana asignó otros 83 elementos para la protección de empresario y personajes públicos, todo esto es información oficial.

El Ayuntamiento de Mexicali asignó 43 elementos de la Dirección de Seguridad Pública a la protección de escoltas, o ósea que además de Normas Bustamante y Pedro Ariel Mendivil hay otros funcionarios con este manto protector que da la administración pública, incluso se ha denunciado que el mismo Síndico tiene a los suyos.

A la par, el municipio gasta 17 elementos para proteger a empresarios locales, entre estos al dueño del canal 66 a quien –al parecer- no le cobran ni un peso.

Playas de Rosarito reportó únicamente a 7 elementos asignados a las tareas de cuidar funcionarios y Tecate 16 elementos.

Por más que lo intentamos, la opacidad del alcalde de Ensenada, Armando Ayala Robles no nos permitió conocer –por ahora- cuantos elementos tiene comisionados, sin embargo, ya se impugnó por transparencia por lo que tarde o temprano tendrá que dar a conocer la información.

Pinochetazo

Dentro de la bancada de Morena en el Congreso del Estado hay diputados que ya no quieren a Roció Adame como coordinadora y presidenta de la Junta de Coordinación Política.

A los detractores les preocupa la pasividad de la legisladora originaria de Playas de Rosarito, no la ven operando y actuando en los momentos complicados.

Se asegura que hay un bloque de al menos 5 legisladores de Morena que le están mandando mensajes a la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, quien al final de cuentas es quien decide, contrario a lo que se pudiera pensar en una división de poderes.

Señalan al diputado Juan Manuel Molina García como el autor intelectual de esta maniobra y aunque en corto niega cualquier «Pinochetazo», es real que le está moviendo el tapete, una historia más de contrabando y traición.

Mendivil en encuestas

Las aspiraciones del director de Seguridad Pública de Mexicali, Pedro Ariel Mendivil corren por dos caminos.

La primera es seguir en el tema de la atención de la seguridad, pero como titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana donde todavía despacha el general Gilberto Landeros.

Nadie duda que la gobernadora Marina del Pilar vea con buenos ojos a Mendivil, pero el problema es la imposición federal de militares en el cargo.

Por otro lado a Mendivil lo «vuelan» con que podría ser el candidato a la alcaldía de Mexicali por Morena.

No obstante en este tema se asegura que sería arriesgado, porque el tema de la inseguridad no se ha resuelto pese a que se contiene de manera mediática por el funcionario municipal.

Mendivil ya apareció en algunas encuestas de esas que aparecen de la nada en la alcaldía de Mexicali, por lo que parece que están tentando el agua para sentir la temperatura.

Ignorada

Quien ya perdió la paciencia es la diputada de Movimiento Ciudadano, Daylin García Ruvalcaba debido a que sus iniciativas nomás no avanzan.

Al final de la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales, la diputada le reclamó a Juan Manuel Molina ya que no le da trámite.

Al parecer, tomar la voz en la tribuna en contra de los designios de la gobernadora tiene consecuencias hasta burocráticas.

Premio “Toscano a la Excelencia”

Para entender los premios de periodismo Ricardo Flores Magón hay que saber quién era “Pepe” Toscano.

Pepe Toscano era uno de esos comunicadores que se disfrazaban de periodistas para poder extorsionar a funcionarios y servidores públicos.

En sus inicios Toscano hacia entrevistas sin cassette puesto, y siempre llegaba con dos propuestas, “una  es amor y otra es odio”, así convencía a los funcionarios de pagarle publicidad – o la comida- o tendrían su desprecio.

Inventó rifas, pidió apoyos para el equipo de futbol de los medios en el cual ni jugaba pero vio la oportunidad que apropiarse de algunos pesos.

Se inventó una Asociación Civil en la cual siempre pedía apoyos e incluso llegó a chantajear a algunos funcionarios, ni la hoy gobernadora Marina del Pilar Ávila se salvó de sus triquiñuelas.

Hizo de todo menos periodismo, por eso cuando ganó el premio México de periodismo “Ricardo Flores Magón” a propuesta de las comunicadoras supe que se trataba de un chiste.

Toscano aprovechó el reconocimiento para chantajear más, de entrada fue de oficina por oficina a tomarse fotos con funcionarios y la estatuilla, y exigió que le dieran acceso al alcalde en turno para tomarse la imagen y presumirlo, yo lo vi, a mí me lo presumió saliendo de Comunicación Social.

Para ello tuvo que convencer – obligar- a los fotógrafos institucionales para que le tomaran la foto y así poder presumir su gran logro.

Nivel Toscaneo

Con el reconocimiento, Toscano exigía el pago de más publicidad, incluso bajo amenaza de reventar las ruedas de prensa en caso de no ser tomadas sus propuestas publicitarias en cuenta, también llegó a negociar con directores de Comunicación “micha y micha”.

Es por eso y muchos episodios más que el premio Ricardo Flores Magón es un chiste que se cuenta solo, siempre ganan como 20 periodistas de Mexicali, coincidentemente lugar de residencia de Colila Eguía quien es (o era) la secretaria general de la Federación de Asociaciones del Periodistas Mexicanos (FAPERMEX), encargada de entregar los premios.

Cabe aclarar que la crítica no es para los periodistas entusiastas que buscan algún reconocimiento por su trabajo y a quienes respeto. La crítica va para el premio ya que como Toscano, siempre hay algunos trabajos muy criticables que no merecerían ni ser publicados en un medio local.

Algunos recuerdan a los ganadores, pero nadie sobre el trabajo de los ganadores.

Y como siempre, me toca a mí ser el malo de la película al señalarlo.

Premios ElRadiador

Ante esto, ElRadiador está pensando en hacer su propio reconocimiento a los compañeros, se llamaría Premio Internacional de Periodismo ElRadiador y entregaríamos la Bujía de Oro, la Cremallera de Plata o el Manifold de Bronce.

Obviamente la sección de Columna de Opinión tendría un premió de una Coca Cola de 2 litros y lo intentaría ganar, y seguramente perdería.

Linotipia

ElRadiador tiene un nuevo espacio, se trata de https://linotipia.com.mx/ en donde estaremos nuevamente conectados en Tijuana luego de la censura que recibimos del anterior portal que nos invitó a participar.

El buen Alejandro Villa nos prometió libertad de expresión y por eso aceptamos su invitación, de entrada gracias por dejarnos llegar a un nuevo público.


 

El Radiador: Premio Toscano a la excelencia es la columna de opinión de Cristian Torres que se publica casi todos los jueves, siempre y cuando alcance el café o la Coca Cola.

Sígueme en mi pag. Cristian Torres

La sugerencia del día

(*) El Radiador es la columna de opinión que te dan cuando se queman las calles. Es tan molesta como la tía que te recuerda que aumentaste de peso cada que te ve.

Y como todos los lectores de #ElRadiador conocen, la lista de reproducción de las canciones que se comparten en la columna.

¿Este será el final del Hombre Araña?

 

 

Periodista desde diciembre de 2004. Actualmente es fotoperiodista para ZETA, Jefe de Información de RadarBC, corresponsal de LaJornadaBC y Constraseña.