29.9 C
Mexicali
lunes, 20 mayo 2024
Más
    InicioProyecto ErreMenores con leucemia sufren desabasto de medicamentos en Baja California

    Menores con leucemia sufren desabasto de medicamentos en Baja California

    Entre el 2019 y 2021, la Secretaría de Salud en Baja California informó que al menos siete de los 12 tipos de medicamentos que utiliza para el tratamiento de la leucemia caducaron en sus almacenes. En este tiempo, el Hospital General de Mexicali no surtió 352 recetas para pacientes con estos padecimientos, pese a que la dependencia invirtió 6.7 millones de pesos para adquirir nuevos fármacos. Aún así, durante 2022 y 2023 la problemática de desabasto continuó, de acuerdo con información obtenida vía transparencia y entrevistas a funcionarios.

     

    Por Karla Baylon

     

    Byron es un niño de seis años, originario de Mexicali, que fue diagnosticado con leucemia linfoblástica en abril del 2022, pero durante todo un año no recibió medicamento oncológico por parte de la Secretaría de Salud de Baja California, explicó su madre Mónica Selene Rodríguez.

    Bryon requiere mercaptopurina y vincristina, dos medicamentos de tipo oncológico que estuvieron dentro del lote de fármacos que caducaron en los almacenes de la Secretaría de Salud, de acuerdo con información proporcionada vía transparencia.

    FOTO 06 Byron
    Byron fue diagnosticado con leucemia linfoblástica en abril del 2022 y requiere quimioterapia mensualmente. Foto Karla Baylón.

    Por la falta del medicamento, Rodríguez acudió a la Fundación de Transplante de Médula Ósea para Niños y Adolescentes (TMONA), donde durante todo un año le surtieron el medicamento que no le proporcionaron en el Hospital General de Mexicali.

    ‘’Desde que Byron cayó así, nunca el hospital me ha dado medicamento’’, expresó la madre.

    ‘’La vincristina siempre he venido a recogerla aquí (a la fundación), de todo el año que tiene Byron en tratamiento, la mercaptopurina, todo el medicamento siempre lo he venido a recoger aquí’’, agregó.

    Otro problema al que se enfrentó Rodríguez fue la necesidad de realizar un estudio para determinar el tipo de leucemia de su hijo, el cual no realiza el Hospital General y cuyo costo ronda entre los 13 mil y 15 mil pesos, por lo que también requirió del apoyo de la fundación.

    Sara Terui García, presidenta de TMONA, explicó que el costo de una sesión de quimioterapia es de 3 mil 500 pesos y el gasto por mes se puede disparar a 50 mil pesos incluyendo los estudios y medicinas. Estos tratamientos, dijo, pueden prolongarse más de dos años.

    ‘’Una sustancia de quimio anda en alrededor de 3 mil 500 pesos una ampolleta. Si el hospital no lo tiene en ese momento, pues los papás tienen que conseguir porque pues en tiempo y forma se tiene que administrar eso’’ dijo Terui.

    Mediante una solicitud de acceso a la información, la Secretaría de Salud dio a conocer que utiliza 11 tipos de medicamentos para el tratamiento de menores con leucemia, las cuales son: prednisona, dexametasona, vincristina, daunorrubicina, doxorrubicina, dexarozane, l-asparaginasa, citarabina, ciclofosfamida, metotrexato y ácido folínico.

    Además de las anteriores, el subdirector general de Salud en Baja California Néstor Saúl Hernández Milán, informó en una entrevista para este reportaje que también utilizan la mercaptopurina.

    Al menos siete de los 12 tipos de medicamentos antes mencionados caducaron entre 2019 y 2021, y son: la vincristina, doxorrubicina, l-asparaginasa, ciclofosfamida, metotrexato, ácido folínico y mercaptopurina de acuerdo con una solicitud de acceso a la información. La autoridad no precisó el número de unidades caducadas.

    La Secretaría de Salud también informó, vía transparencia, que en 2019, 2020 y 2021 el Hospital General de Mexicali no surtió 352 recetas de mercaptopurina, vincristina, cisplatino, metrotexato y ciclofosfamida. Y aunque coinciden el tipo de medicamentos que caducaron en los almacenes, la autoridad no dio a conocer las causas de por qué no recetó estas medicinas.

    De las 352 recetas que no fueron surtidas en el periodo mencionado, 180 corresponden a metotrexato, 111 a mercaptopurina, 56 a vincristina y cinco a cisplatino.

    En otra solicitud de acceso a la información la Secretaría de Salud confirmó que entre el 1 de enero del 2022 y el 30 de abril del 2023, siete de los 12 medicamentos utilizados en pacientes con leucemia nuevamente caducaron en los almacenes del Estado y se trata de prednisona, doxorrubicina, ciclofosfamida, metotrexato, ácido folínico, dexametasona y daunorrubicina.

    FOTO 01 Almacen del Estado
    Instalaciones del almacén del Gobierno del Estado donde caducaron lotes de medicamentos oncológicos. Foto Karla Baylón

    GRAFICA MEDICAMENTOS 1

    Atribuye falta de medicamento a proveedores y pandemia

    Néstor Saúl Hernández Milán, subdirector general de Salud en Baja California,
    entrevistado para este reportaje, reconoció que entre los medicamentos que caducaron en las pasadas administraciones había claves utilizadas para pacientes con cáncer, y aunque no detalló cantidades, aseguró que eran pocos. Esta información tampoco fue detallada en la solicitud de información por transparencia enviada a la dependencia.

    “Eran dos, tres piezas, no era una cantidad exorbitante y eran de los medicamentos oncológicos que también tenían lento movimiento, es decir, que son para cáncer específico, que no se utilizaban tanto; ninguno de ellos era para cáncer infantil”, expresó.

    Detalló que los medicamentos de “lento movimiento” son aquellos que no se utilizan tanto dentro de la población, ya que son para padecimientos específicos y no tienen tanta demanda.

    FOTO 09 Nestor Saul
    Nestór Saúl Hernández Milán, subdirector de salud en Baja California. Foto Armando Nieblas

    Hernández Milán aseguró que actualmente existe abasto de medicamentos para pacientes con leucemia, pero reconoció que durante los últimos dos años el déficit fue ocasionado por los proveedores.

    “Donde teníamos un déficit era porque muchas veces teníamos proveedores que no tenían el medicamento en ese momento, entonces lo estábamos consiguiendo, lo estábamos buscando, los procesos de compra muchas veces son lentos y bueno pues obviamente estábamos planificando para tenerlo en cierto momento”, explicó.

    “Seguramente en ese momento no había llegado el medicamento, les digo que durante el 2022 si teníamos ciertos problemas de distribución y ahorita ya se está subsanando”, manifestó.

    Agregó que incluso algunos proveedores tuvieron retrasos en la entrega de medicamentos debido a la pandemia, por ello, lanzaron licitaciones nacionales e internacionales.

    El funcionario indicó que debido a la falta de mercaptopurina tuvieron que adquirir este medicamento a proveedores extranjeros, aunque no proporcionó el nombre del proveedor.

    “Si no tenemos un proveedor nacional, definitivamente estamos facultados para hacer compras internacionales”, indicó.

    Néstor Saúl Hernández Milán comentó que en Mexicali los pacientes menores con leucemia son atendidos únicamente en el Hospital General, donde durante 2019 a 2021 no emitieron 354 recetas de medicamentos contra el cáncer.

    “No había producción de vincristina en ese momento, ni ‘mercapto’ (mercaptopurina), entonces ese es el problema que se tenía en ese momento con la distribución”, expresó.

    Detalló que cuando no cuentan con el abasto de algún medicamento realizan una búsqueda en otras instituciones de salud e incluso en el sector privado, con el propósito solventar la demanda.

    Finalmente, dijo que actualmente en el Hospital General de Mexicali se atienden a 20 pacientes menores con cáncer.

    Contratan a los mismos proveedores

    A través de la solicitud de acceso a la información número 021165523000198 la Secretaría de Salud de Baja California indicó que entre 2019 y 2021, durante la administración de Jaime Bonilla, gastó 6 millones 761 mil 451 pesos en la compra de medicamentos de uso oncológico.

    Se trata de siete contratos; tres del 2019, tres del 2020 y uno del 2021 distribuidos en seis proveedores.

    En 2022, ya durante el gobierno de Marina del Pilar Avila Olmeda, el monto por la compra de medicamentos; entre ellos la mercaptopurina, ascendió a 5 millones 847 mil 15 pesos a través de la adjudicación directa de dos contratos.

    Uno de ellos, fue para Arsa Lab S.A de C.V por un monto 157 mil pesos para la compra de mercaptopurina y pertuzumab, ambos utilizados para tratamiento contra el cáncer.

    Esta empresa recibió contratos en 2020 y 2021 para la compra de vincristina y levetiracetam, los cuales contaban con solo siete meses de caducidad y expiraron en los almacenes de la Secretaría de Salud, según un reportaje publicado en el Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte (Border Hub).

    A pesar de tener antecedentes de surtir medicamentos cercanos a caducar durante la administración pasada, en septiembre volvió a recibir un contrato, según los datos compartidos a través de la solicitud transparencia.

    El otro proveedor es Distribuciones Dayar S.A de C.V a quien le otorgaron un contrato por 5.6 millones para la compra de seis tipos de medicamentos para el cáncer, en el gobierno actual.

    En 2020 esta empresa también recibió dos contratos para la compra de dos tipos de medicamentos oncológicos por más de 700 mil pesos.

    En la misma solicitud de acceso a la información, la Secretaría de Salud informó que desde el 2021 realizó un pedido para la compra de mil 650 dosis de mercaptopurina por un monto de 3 millones 465 mil pesos a la empresa CARSALAB S.A. de C.V., pero no se encontró evidencia de un contrato que respalde esa adquisición.

    Entre el 3 de marzo y el 3 de abril del 2023, la Secretaría de Salud realizó cinco pedidos por un monto total de 492 mil pesos para la compra de mercaptopurina a tres proveedores distintos.

    Dos de los pedidos fueron realizados directamente al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), otros dos a un proveedor identificado como Andrés Gutierrez Clemente y uno más a la empresa Red de Distribución de México S.A. de C.V.

    Niegan medicamento para el cáncer caducado; documentos los refutan

    El problema de medicamentos caducados en Baja California no es nuevo y data desde el 2017, ocasionando una pérdida de al menos 83 millones de pesos al erario, según lo informó la Secretaría de la Honestidad en respuesta a una solicitud de información.

    Adrián Medina Amarillas, secretario de Salud en Baja California, informó el 3 de agosto del 2022, durante la conferencia de prensa semanal del Gobierno del Estado, que al comenzar la actual administración estatal, detectaron medicamentos caducados en los almacenes.}

    No obstante, un mes después, en septiembre del 2022, el funcionario negó en una rueda de prensa que entre los medicamentos caducados hubiera dosis para el tratamiento contra el cáncer.

     

    Esto contrasta con la respuesta que dieron las propias autoridades a través de dos solicitudes de acceso a la información en las que reconocen que siete distintos tipos de medicamentos oncológicos caducaron en sus almacenes, tanto en la administración pasada como en la actual.

    Medina Amarillas matizó su postura y señaló que al decir que no habían caducado medicamentos contra el cáncer se refería a que no eran “lotes enormes”, en una entrevista realizada en octubre del 2022.

    “Cuando yo hacía referencia en especial que no había medicamentos contra el cáncer, era que no eran los lotes enormes de medicamentos de alto costo y con muy poca movilidad”, expuso el titular de Salud.

    En esa entrevista, el funcionario explicó que intentaron intercambiar los medicamentos próximos a caducar con otras instituciones.

    “Pudimos intercambiar medicamentos pero no fue como hubiéramos querido”, expresó.
    Rosina del Villar Casas, secretaria de la Honestidad y la Función Pública en Baja California, dijo en una entrevista publicada por RadarBC el 15 agosto del 2022 que durante el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid (1 de noviembre de 2013 al 31 de octubre de 2019) caducaron aproximadamente 40 millones de pesos en medicamentos, mientras que durante la administración de Jaime Bonilla Valdez (1 de noviembre de 2019 al 31 de octubre de 2021) la cifra alcanzó los 43 millones. El hecho incluso motivó una investigación por parte del Órgano Interno de Control.

    FOTO 02 Rosina del Villar
    Rosina del Villar Casas, secretaria de la Honestidad y la Función Pública en Baja California. Foto Armando Nieblas

    Investigan a 10 personas por medicamentos caducados

    Alejandrina Corral Quintero, diputada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de Baja California, presentó una denuncia penal el 6 de septiembre del 2022, en contra de José Adrián Medina Amarillas, secretario de Salud, ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por los delitos de administración fraudulenta, daño en propiedad ajena y asociación delictuosa.

    Entrevistada para este reportaje, la diputada informó que a 10 meses de haberla presentado hay pocos avances. Narró que la FGE envió un oficio a la Auditoría Superior del Estado (ASE) para que realizara una investigación. Sin embargo, el órgano se declaró incompetente por tratarse de recursos federales.

    FOTO 04 Alejandrina Corral
    Alejandrina Corral Quintero, diputada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de Baja California. Foto cortesía Partido Acción Nacional.

    ‘’En el tema de medicamentos tenemos tantas carencias de los mismos que es increíble que se les estén caducando; son millones los que se han caducado’’, manifestó Alejandrina Corral.

    Aunque desde el 13 de abril fue solicitada una entrevista a Rosina del Villar Casas, titular de la Secretaría de la Honestidad y la Función Pública (SHFP) en Baja California, para conocer el avance en la investigación que realiza, argumentando problemas de agenda, únicamente se recibió un correo electrónico en respuesta a las preguntas planteadas por este medio.

    El 31 de mayo del 2023, durante una rueda de prensa, la Secretaría de la Honestidad, Rosina del Villar Casas, y el Consejero Jurídico del Estado, Juan Jose Pon, informaron que existen ocho denuncias penales y 13 denuncias administrativas por la compra de medicamentos a sobrecosto.

    ‘’Ya deslindamos responsabilidades y efectivamente son las personas, director general (Alonso Óscar “N”), el director administrativo (Miguel Roberto “N”) y subdirector (Carlos “N”) son los que ya tenemos vinculados a esa responsabilidad administrativa y penal’’ dijo del Villar Casas.

    Las denuncias, informó Pon, son contra funcionarios de la administración pasada y son por los presuntos delitos de corrupción, uso ilícito de atribuciones y facultades y peculado por adjudicaciones indebidas durante la pandemia.

    FOTO 05 Juan Jose Pon
    Juan José Pon Méndez, consejero jurídico del Gobierno de Baja California. Foto cortesía Gobierno del Estado.

    Las compras fueron bajo el decreto del gobierno federal que avalaba medidas extraordinarias por la pandemia de Covid 19, sin embargo los medicamentos comprados a sobreprecio no tenían relación para el tratamiento del virus y tampoco detectaron estudios que garantizaran las condiciones óptimas de compra, explicó Pon.

    Además, la Secretaría de la Honestidad informó que el 19 de noviembre de 2021 aperturó el expediente de investigación número INV/102/21 relacionado con la denuncia de los medicamentos caducados en contra de 10 servidores públicos están señalados como presuntos responsables y se estima un posible daño patrimonial por 83 millones 312 mil 385.49 pesos.

    Retraso en tratamiento puede perjudicar al paciente

    Diego Ballesteros, un oncólogo clínico que da atención en un hospital privado de Mexicali, explicó que existen muchos tipos de cáncer y cada uno requiere un tratamiento diferente.

    Los medicamentos más comunes para el tratamiento de leucemia son la vincristina, la ciclofosfamida, la bleomicina, y la mercaptopurina, algunos de estos son considerados de alto riesgo y los efectos pueden variar dependiendo del paciente.

    El no recibir un tratamiento adecuado para el cáncer puede perjudicar la sobrevida del paciente, aunque reconoce que el costo es algo que afecta la economía de las familias.

    ‘’Son medicamentos la mayoría muy caros, definitivamente que ningún bolsillo en nuestro país lo soporta si no tienes un seguro de gastos médicos o una institución que respalde tu tratamiento’’ afirmó.

    Pacientes encuentran apoyo en fundación

    Leslie es una menor que fue diagnosticada con leucemia linfoblástica tipo 2 el 15 de septiembre del 2022. Araceli Mujica, su madre, fue canalizada a la fundación TMONA desde el Hospital General, debido a que no contaban con mercaptopurina y vincristina.

    Entre lágrimas y con impotencia se pregunta qué puede hacer por ella para hacerla sentir mejor y solo le pide ser fuerte para soportar los efectos del medicamento.

    ‘’Todo el medicamento que ha tenido Leslie lo he obtenido de ellos, hasta ahorita que se empezó a regular en el hospital ya se lo están poniendo, apenas el mes pasado’’, mencionó Araceli.

    FOTO 07 Araceli y Leslie
    Araceli es madre de Leslie, una menor con leucemia linfoblástica tipo 2 que tuvo que recurrir a Fundación TMONA debido a la falta de medicamentos en el Hospital General. Foto Karla Baylón.

    Desde el inicio supo que los medicamentos eran demasiado costosos, es por eso que reconoció que, sin el apoyo de la fundación, el panorama posiblemente hubiera sido otro.

    ‘’En el hospital siempre nos dijeron que no había, TMONA nunca nos dijo que no había’’, expresó entre sollozos Araceli.

    ‘’En el caso de mi hija, ella sufre mucho, a veces me dice: mamita ya no aguanto, muchas cosas que te ponen a pensar en cómo la puedes ayudar, nomás dándole ánimos’’, dijo.

    Ruth, un año sin medicamentos

    Fabiola Hernández es madre de Ruth, una menor de 4 años que fue diagnosticada con leucemia en enero del 2022 en Estados Unidos. En abril de ese mismo año se trasladó a Mexicali para atender a su hija en el Hospital General.

    Fabiola llegó a fundación debido a que el Hospital General no realizó los estudios que su hija requiere para iniciar un tratamiento. Desde entonces le han proporcionado el medicamento que Ruth necesita.

    Durante casi un año su hija estuvo en tratamiento y durante ese periodo el hospital sólo en una ocasión le surtió la mercaptopurina. Incluso en octubre del 2022 también dejó de encontrar disponible la vincristina y fue hasta enero del 2023 cuando se la volvieron a suministrar.

    FOTO 08 Ruth
    Fabiola y su hija Ruth padecieron el desabasto de medicamentos oncológicos en el Hospital General de Mexicali. Foto Karla Baylón.

    “A mí la mercaptopurina me la dieron en abril del año pasado, de ahí no me la volvieron a surtir hasta febrero de este año, entonces todos esos meses me la surtió TMONA’’, relató.

    Fabiola confesó que ver a su hija enferma de leucemia era uno de sus más grandes miedos, lo que ha hecho que sea muy difícil sobrellevar la situación.

    Actualmente, la Fundación de Transplante de Médula Ósea para Niños y Adolescentes (TMONA) brinda apoyo a 96 familias, de las cuales ocho tuvieron problemas para adquirir medicamento de mercaptopurina y vincristina entre octubre del 2022 y marzo del 2023.

     

    *Este reportaje forma parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers.


    También te puede interesar: Yonkes en Mexicali operan sin regulación ni permisos

    NOTICIAS RECIENTES