20.4 C
Mexicali
sábado, 13 abril 2024
Más
    InicioOpinión8M; glitters reciclados y trending

    8M; glitters reciclados y trending

    8M; glitters reciclados y trending“Primera Parte; ni pa’ googlear son” por Violeta Miranda

    Quiero contarles que no es de sorprender que el 8 de marzo, sea una efeméride del Primer Mundo, globalizada y capitalizada, me viene a la mente “Esta puente mi espalda” parte de una serie de momentos donde las tercermundistas y lesbianas encararon a las blancas heterosexuales de los 70’s a los 90’s. De ahí un breve recorrido histórico de dónde surgió el 8 de marzo, y su asimilación local, al grado de que la CEDH, la Policía y la Gober – influencer felicitan y observen las marchas para cuidar a las mujeres, un análisis cínico se avecina a partir de mis experiencias como “parte del movimiento” “vocera” y decirle «Adiós al feminismo» como dijo Leonor, también lo LGBTIAQ+, activismos, artivismos, esas cosas.

    Antes, les comparto mis reacciones tras la lectura de algunas cartulinas y frases de la marcha del año pasado, que me recuerdan a las de siempre, como es el contar muertas y decir “te matan por nacer mujer”. Sospechar de las Colectivas y las ONG aliadas que dicen rechazar al Estado y los Partidos pero se sientan a las mesas de trabajo, aunado que ahí hay gente que dice solo se sabe lo que es el miedo sí te tocó “nacer” mujer, a estas alturas siguen sin enterarse de que el sexo es un binarismo inventado por la medicina occidental a partir de la tortura en mujeres esclavizadas negras, ejemplo la Ginecología. Dato importante, existen las personas intersexuales, que en muchas culturas no occidentales se les respeta y reconoce de otras formas, en el antiguo Egipto eran deidades, decirles de paso, que no había mujeres antes de la invasión europea, y habrá quien cité mal a Teresa de Lauretis sin haberla leído para justificar su rechazo a las identidades trans y no binarias, les recomiendo La Tecnología de Género, está también en audiolibro, cortito. Luego las terfas con el chequeo de vulva y matriz, con altares a Simone de Beauvoir, que no entendieron la frase “No se nace mujer, se llega a serlo” del libro “El Segundo Sexo”, sin embargo, las que entendieron todo mal hacen uso de frases interesantes tipo Hitler con Nietzsche para justificar su fascismo y reformar cárceles, tal sucedió con las blancas aliadas en el s.XIX para reformar las prisiones separadas, sugerían que las mujeres convictas podían ser moldeadas en seres morales, en la perfecta perfomatividad del rol femenino, la mujer doméstica, Ángela Davis en su libro “¿Son obsoletas las prisiones?” nos invita a analizar la historia, las reformas carcelarias, las diferencias entre las blancas y las racializadas en Estados Unidos, en el capítulo; “Cómo el género estructura el sistema carcelario” un libro de cajón. Pensar es una de las feministas con más playeras y pins impresos con su cara, pero poca gente la ha leído y escuchado, no fuera modelo Influencer tipo la Gober o cualquiera activista blanca nivel Vogue.

    Aquí van los antecedentes insuficientes y limitados que compartí en la Facultad de Pedagogía de la U.A.B.C. en conmemoración al 8M en 2019, invitado a través de una A.C. fundada por una forjadora blanca y rica, tal vez , ahora agregue un poco más de coco:

    Durante la edad media las mujeres ilustres, algunas llamadas brujas fueron perseguidas, las que corrieron con peor suerte fueron quemadas en hogueras, algunas solo para cumplir con la cuota de la cacería de brujas, mientras las ricas de la Aristocracia Europea podían pensar, leer y escribir en sus palacios, a la par de este momento en este continente, en África, Asia y Oceanía, estaban siendo invadidos, colonizados, esclavizados y saqueados. Por supuesto, hubo y hay resistencia, como fue en el S.XVIII en la ahora nombrada Bolivia con la General Bartolina Sisa Vargas, quien enfrentó en varias batallas al Virreinato, una grande, que tras la captura de Túpac Katari, fue emboscada, luego asesinada, tras una larga tortura. Seguro hay muchas más mujeres indígenas que no hemos escuchado hablar durante estos periodos o previos, en la actualidad sabemos que hay mujeres indígenas que luchan, defienden el territorio y todas las existencias. Pero la historia solo habla de Europa, como la Revolución Francesa, que a pesar de que hombres y mujeres fueran parte de está, inmediatamente desecharon a las mujeres, con la Declaración de los Derechos del hombre y el ciudadano, como respuesta Olimpia de Gouges publicó la Declaración de los Derechos de la mujer y la ciudadana, por lo cual le cortaron la cabeza, cabe señalar, toda esta reivindicación de la mujer, no era para todas las mujeres o personas con vulva, dirían las terfas, tenerlo bien presente, era solo para las mujeres dignas de ser ciudadanas ósea no racializadas, no esclavizadas, y así duró un largo rato en los movimientos de las mujeres en Europa, hasta la fecha. Después, el movimiento de las mujeres obreras se movilizó en Nueva York con la huelga Pan y Rosas de 1857, aún no se abolía la esclavitud, esto pasaría en 1863, pero la Ley que permitía la segregación racial en Estados Unidos se anuló hasta en 1954, hace nada, este suceso histórico fue debido al caso Brown v. Board of Education of Topeka, y no es como que mágicamente se anuló, dejó de existir el racismo y la segregación, así como el hecho de que el asesinato de George Floyd no comenzó el movimiento antirracista. Pero nos centramos en los eventos de Nueva York, la mega marcha del 8 de marzo en 1908,  o como cuando el Partido Socialista de América señaló el último domingo de febrero como el Día Nacional de la Mujer de ese mismo año, la mega huelga de 20 mil mujeres apoyadas por la Liga Nacional de Sindicatos de Mujeres de América del 24 de noviembre en 1909. Mientras en Copenhague en 1910 se fijó el 8 de marzo como el Día de la Mujer para conmemorar las primeras huelgas. Y es en 1975 el primer año en que se celebró el Día Internacional de la Mujer en varios países republicanos. 

    Ni pa’ googlear son

    Pero qué bueno, ahora sí, las feministas urbanoides cachanillas se sumaron a la convocatoria global para denunciar la ocupación, el apartheid y el genocidio en Palestina, ¿podemos nombrar el resto de territorios, países, comunidades asediadas a nivel genocidio en este siglo?

    Para nada crítico el hecho de visibilizar que hay un genocidio en marcha propiciado y sostenido por Estados Unidos y Occidente en Palestina, o el exigir al Estado Mexicano actué a favor de Palestina, en lugar de aplicar la paternalista con Israel, como lo ha hecho en los últimos meses y años. Quiero pensar por ahí va este 8M, quizá a que las personas con doble nacionalidad y greencard que son muchas en Mexicali y en toda Baja California, se enteren a dónde van sus taxes, a cuestionarse antes de ir comprar un café, hamburguesa o producto de una franquicia que apoya al Estado – ocupación – apartheid Israelí en Palestina, lo que crítico es que parece no topamos los bombardeos y la ocupación no empezaron en 2023, ni durante la pandemia, y que la ocupación es del mar al río, del desierto a la selva, de los bosques ribereños a la sabana, porque también hay ocupación aquí,  y en muchos otros lados. Parece nos creemos como los argentinos que dicen llegaron en barco, luego la esclavitud y el apartheid los vemos como algo del cine, las reservas las entendemos como los casinos para quienes cruzamos y consumimos, mientras que a los centros de detención, las cárceles, los hospitales y los psiquiátricos los siguen deseando como pilares de la sociedad, por eso salen a marchar y pedir más cárcel – justicia por la mano divina del Estado – porque todavía siguen sin darse cuenta que todo lo que se actualiza y reforma no erradica la violencia, pedir otra Ley tipo la Ley Olimpia o Reformar la Ley de Feminicidio, es darle atole con el dedo al asunto, situación que ha acontecido en cada reforma con Perspectiva de Género en este siglo, les invito a googlear. Un ejemplo histórico ha sido la Interrupción Legal del Embarazo hasta la semana 12, en instituciones privadas o públicas en varios estados del país, dicen despenalizado, resultado, un gran aumentó de personas encarceladas por abortar, ahora voltea a la CDMX con más de una década con aborto legal, digo la ILE, y hasta la fecha se sigue negando el acceso de la ILE a muchas personas que luego son acompañadas por feministas asistencialistas y biologicistas en su mayoría, entonces, no cambio mucho la realidad, porque reformar no es abolir o tumbar al Patriarcado, no hay forma de que el Estado y sus Instituciones dejen de replicar discriminaciones y violencias, tampoco el acceder en equidad a Derechos y Libertades, veamos los hechos, los celebrados “avances” en Derechos Humanos, quiénes realmente acceden a estos, quiénes son las personas privadas de su libertad, perseguidas y/o desechadas para morir, quizá así entendamos un poco.

    Cabe aclarar, no hablaré por aquellas personas de comunidades y pueblos de los que no formó parte, y esto no significa que no pueda hablar de que vivo – vivimos en territorios ocupados, ni negar el hecho de que hay pueblos y comunidades desde antes de la colonización, y mencionar de paso, que rara vez buscamos tejer amistades políticas sinceras con los pueblos y las comunidades indígenas, ni para escucharles o compartir experiencias y sentipensares de reflexión, que la gente mestizada de las ciudades nos creemos salvadores, por eso bien aliadas cuando ya es nivel trending asimilado capitalizable financiado el asunto.

    Veamos al pueblo Kumiai, en la defensa del agua, pero como el NarcoEstado desaparece y mata a hombres kumiai, tema que no puede entrar a la Agenda Feminista Urbanoide,  igual pasa con la Defensa del Territorio o las Migraciones a menos, sean tema de tesis, o coyuntura. No olvidar a la comunidad Paipai rodeada de las vinícolas a las que van muchas de ustedes para las despedidas de soltera, pedidas de mano y otras actividades heteronormativas, al cabo, agua sí hay para la fiesta y la exportación, pero no para las periferias de Tijuana a San Quintín desde los años 80’s, por sí pensabas el problema de la escasez de agua y sequías a consecuencias del extractivismo industrial fuera cosa reciente. Aquí mero entre el municipio de San Felipe y Mexicali, donde la salinidad y los mantos acuíferos están prácticamente vacíos como entre las causas y los efectos el desplazamiento al pueblo Cucapah, que solo pensamos en su existencia en eventos highclass o media class, moda para murales y artland, aunque no les inviten a compartir sus experiencias o expresiones, todo en nombre del Arte y la Cultura, bases para gentrificar y desplazar una vez más a comunidades indeseables, proyecto que dió inicio formal durante la pandemia en la zona centro de Mexicali, donde la CEDH no va a observar las maniobras del Estado represor para levantar migrantes, trabajadorxs sexuales, a quienes viven en las calles de esta zona, a quienes trabajan allí, toda esta gente que no son consideradas mujeres, ni humanas o ciudadanxs gran parte de tiempo, en la práctica, sólo existen en el imaginario de las defensas de tesis, publicaciones de artículos académicos, murales u otra pieza de arte.

    Glitters reciclados

    En fin, los feminismos en lo urbanoide, que sí hay más de uno, están las ecofeministas urbanas, las comunitarias católicas y lesbianas de posgrados, las interseccionales, las transfeministas, las weedfriendly consumidoras que no sé si son antiprohibicionistas, y las aliadas, que todas estas son ramas del feminismo blanco conservador occidental, de donde salió el feminismo, pero cómo podría ser diferente desde las ciudades, con ciudadanas de INE, Pasaporte, licenciatura mínimo, Visa láser o Green Card, que después vemos a algunas como funcionarias, tiempo completo o emprendedoras, en estos llamados espacios públicos de Vicerrectoría de la U.A.B.C., parque Vicente Guerrero, monumento a la independencia en Tijuana o marchar por la López Mateos, pa’ empezar no exista tal cosa como el libre tránsito ¿quiénes sí pueden transitar? A ver, pensemos quiénes sí transitamos sin miedo a que nos detenga la policía o migración o la misma ciudadanía, y evitemos caer por un momento en el Kdrama de que las mujeres son tal pétalos delicados expuestos continuamente a la violencia machista patriarcal institucional, a la que le exigen cesé los feminicidios, por sí no quedo claro, me refiero al Estado que piensan es su papá. Daddy issues, ¿será? Lo bueno salió Michel Sánchez una vez más, para colgarse, digo, para promocionar la marcha del 8M y la lucha de las mujeres, igual lo hizo cuando fuera candidata a la diputación, al colocar su logo de campaña en el flyer realizado por colectivas, que quitó porque se le criticó, igual fue a marchar y posar con cámaras, tal otras colectivas deserticas ahora inexistentes porque todas funcionarias actualmente, porque la 4T con mujeres al frente, perdón, influencers activistas, todo puede pasar, porque a reformar en campañas es lo más feminista.

    Hablemos de las marchas 8M discas queer trans friendly ¿Qué onda con que las personas en silla de ruedas, con bastones u otros apoyos para marchar, transitar, movernos, debamos seguir la pauta y el ritmo de personas sin discapacidades? – hola capacitismo – y es que la mayoría en un momento nos vemos y sentimos bien sanitas, como si la salud fuera un estado de permanencia, me acuerdo de la marcha del 8M en 2019, recién se me había dado el diagnóstico, me era imposible andar en bici, marchar era un castigo al cuerpo y días posteriores de reposo obligatorio, pero como dijo la manda más aliada en la actualidad “es solo una vez al año, igual no vas al after (fiesta), yo traigo diarrea y aquí estoy”, porque está de más recordar que en esta era del capitalismo tardío la gente vieja es considerada desechable, igual que las discas y locas tullidas de cualquier edad, pero ahora tenemos la fortuna de que las neurodivergencias son trending – gracias ONU, la misma que no hace nada por Palestina porque en la ONU no hay nada que hacer ya lo dijo el año pasado Craig Mokhiber – de modo que se creen anticapacitistas deconstruidas porque contingente disca y  neurodivergencias en el flyer, eso sí, no pasan de las quejas del baño no binario trans, porque las rampas, las luces tenúes, el sonido y el volumen modulado todavía no son necesidades básicas naturales, ni los descansos, sillas o bancas para discas y enfermas, como pasa con marchar en plena pandemia, pero se rolan cubrebocas con logo igual que en mitínes partidistas, y no se aceptan discas amargadas solo felices para el porno inspiracional. Ejemplo más del nulo movimiento de los feminismos urbanos esperan a que la ONU, los Fondos Nacionales e Internacionales de recursos occidentales, maniobrados por la gente que dicta la economía del mundo y la Agenda Feminista, como paso con las neurodivergencias, y vemos que no todo es validado ni asimilado a la inmediatez, como en 2018 con las identidades trans, tras la validación por la ONU, los feminismos mexicanos esperaron en su mayoría hasta el 2022, para nombrarse trans aliadas, cuatro años más tarde, puesto que hasta ese año el DSM-5 “despatologizó” a las personas trans, por eso ya no se les pone en el segundo contingente como pasó en 2020 – mi última marcha – cuando dos maestrantes del ICC Museo y de colectivas feministas, dijeron en entrevistas con medios locales, y en una junta de organización previa a la marcha del #8M – casual, a esa junta no fue la única compa trans del comité organizador, ni esté cariñoso viejo rancio – por ello supongo que cuando dictaron, pintaron y escribieron en cartulinas para pegarlas por todas las facultades de la U.A.B.C. con: “Mujeres al frente, mujeres LBT+ segundo contingente”; nadie dijo nada. Agregó al chisme, antes del 8M, durante y después se les confrontó a las maestrantes aliadas feministas, y tal heteros su respuesta fue “no sabemos del tema, sorry”, a pesar de ellas ser parte del comité organizador como estudiantes aliadas en la Jornada contra la LGBTfobia por el ICC Museo, este evento pasó por alto porque en las ciudades de México todavía no eran LGBTfriendly, ni era políticamente correcto pensar en que hay disidencias mujeres, y que es discriminatorio del régimen heterosexual posicionarlas como mujeres de segunda clase, nada nuevo, la neta, pasó antes y después en todas partes; las discas para 2023 figuramos, pero todavía no son mujeres válidas, deben normalizar su paso y ritmo. Aplauso ahora que están las discas visibles en el segundo contingente para la foto, la cosa aquí no termina. ¿Por qué no están todas?              

    Pensemos en porque no están todas, ni lo estarán, ideas; las posibilidades de tránsito, las casi inexistentes líneas de transporte público, lo costoso que es moverse al Cívico, viniendo de cualquier zona no céntrica, ni hablar de que hay gente que no puede darse el lujo de salir a las 4:30 p.m. a marchar, como pasa con las presas, que las feministas urbanoides cachanillas en buenas samaritanas en práctica a juntar cosas para las presas, y me acuerdo de las intervenciones por proyectos de la U.A.B.C con estudiantes de la FCH y la Escuela de Artes ¿ya es facultad? donde esperan que las presas sean personajes de Orange is the new black, y les estudiantes sean sus confidentes salvadorxs, todo esto antes de sentarnos a discutir el por qué pedimos más penitenciarías, más reformas, más vigilancia, penas más severas como la de muerte, o porqué dentro de las Redes feministas urbanoides se práctica el punitivismo como pilar, dicen que no quieren ser punitivistas ni cancelar pero hay que tener responsabilidad afectiva y ser políticamente correcta en las Redes Sociales sobre todo cuando hay cámaras encendidas, si no estás fuera, a menos claro, seas una académica blanca o blanqueada, que jamás se toca a las de tiempo completo solo se dice “ya chocheo”, tipo Marta Lamas. 

    Técnicas y estrategias previo a Jesucristo, porque de dónde creen viene la Democracia y la República, entonces, de permanencia para asegurar la perpetuidad de que los Derechos Humanos y las “libertades” sean privilegios solo para algunxs, porque civilización.

    El no apostar a devenires que nos lleven a imaginar otras formas para deshabilitar las estructuras que dividen, discriminan, excluyen, normalizan o matan, nos otorgan privilegios e igualdad de oportunidades nos dicen, para competir con los hombres del poder, ya que están las mujeres con los pantalones bien puestos. No vaya a ser que escuchar a otres, cuestionar, pensar, criticar y sospechar nos incomode, y eso “retrase” la lucha, dicen, dijeron, dirán.

    Por supuesto se viene la segunda parte, con más anécdotas y análisis de las experiencias dentro y fuera de los feminismos urbanoides, los roces con los partidos políticos, de independientes a funcionarias, sin olvidar un clavado en las Políticas Públicas “por y para las Mujeres” contra la violencia de Género, para quienes no pudieron googlear.


    03cfc652b72977437f4a155fae658300
    Violeta Miranda
    + posts

    NOTICIAS RECIENTES